8 Minerales que son más raros que los diamantes

A pesar de que los diamantes son caros, cuando se trata de joyas — o sea, minerales con pureza y tamaño suficientes para que puedan ser tallados y transformados en joyas, la verdad es que hay rocas mucho más raras que los diamantes en el mundo.

El portal io9 reunió una hermosa colección de estas piedras preciosas en un interesante artículo, y nosotros aquí en Cómo Funciona Todo seleccionamos siete ejemplares excepcionalmente inusuales para que los conozcas. Echale un vistazo:

Benitoite

Benitoite

La benitoíte es una roca con una coloración casi siempre azulado que pertenece al grupo de los ciclosilicatos, y fue descrita a principios del siglo 20, poco después de su descubrimiento. Sin embargo, a pesar de su composición química conocida, una de las características más interesantes de la benitoíte es su fluorescencia cuando se le somete a la radiación ultravioleta, propiedad que nadie sabe explicar a ciencia cierta.

La rareza de este precioso mineral que se acaba de ver en la imagen anterior se debe al hecho de haber sido encontrado en cantidades muy limitadas, y sólo en algunas áreas de los Estados Unidos y del Japón. Por cierto, su nombre fue inspirado en el lugar donde la benitoíte fue descubierta por primera vez, el condado de San Benito, situado en California.

Diamante Rojo

Diamante-rojo

A pesar de ser posible obtener diamantes sintéticos de varias tonalidades, estas gemas también se producen en otras coloraciones — además del incoloro, con la que estamos más acostumbrados — en la naturaleza. Así, en orden creciente de rareza, los diamantes pueden ser amarillos, marrones, incoloros, azules, verdes, negros, rosados, naranjas, púrpuras y rojos.

Y como estamos hablando de gemas extremadamente inusuales, sólo para que te hagas una idea de cuán raros los diamantes rojos son, el mayor ejemplar que existe en el mundo, el “Moussaieff Rojo”, cuenta con 5.11 quilates, y fue obtenido y pulido a partir de un cristal de 13.9 quilates descubierto en la región de Alto Paraniba, Brasil.

En el caso de los diamantes tradicionales, como los obtenidos a partir del Diamante Cullinan — uno de los más grandes que se haya encontrado, con 3.106,75 quilates, hay ejemplares que llegan a contar con más de 500 quilates.

Grandidierite

Grandidierite

Descubierto en el año 1902, la grandidierite es un mineral de color azul-verdoso que puede ser encontrado casi exclusivamente en Madagascar. La gema que recibió ese nombre en homenaje a Alfred Grandidier, un explorador francés que se dedicó a investigar la historia natural de la isla, y hasta el día de hoy, sólo hay un único ejemplar que se encuentra en Sri Lanka.

Musgravita

Musgravita

La musgravita fue descubierta a finales de la década de los 60 en la sierra de Musgrave, ubicada en Australia, y fue a partir de ahí que el mineral ha recibido su nombre. Pequeñas cantidades de él también se han encontrado en Madagascar y en Groenlandia, pero fue sólo a mediados de los años 90 que el primer ejemplar con pureza y tamaño suficiente fue encontrado.  De hecho, hasta el año 2005, había sólo ocho joyas de musgravita en el mundo.

Poudretteite

Poudretteite

Increíblemente raro, el poudretteite fue descubierto en los años 60 en una cantera llamada Poudrette — de ahí el nombre de la joya — ubicado en Mont-Saint-Hilaire en Canadá. Pero sólo se han encontrado pequeños cristales, y ese mineral sólo fue reconocido como una “nueva especie” al final de los ‘ 80.

El poudretteite sólo fue descrito científicamente en el 2003 y, según los geólogos, hay muy pocas personas que siquiera han oído hablar de ella. Además, es muy poco probable que alguien tropiece con estos de estos minerales en la vida.

Jeremejevita

Jeremejevita

A pesar de que la jeremejevita ha sido descubierta en Siberia en el final del siglo 19, cristales con pureza y tamaños suficientes para la obtención de gemas sólo se han descubierto en Namibia y en cantidades muy limitadas. La mayor jeremejevita del mundo cuenta con más de 60 quilates, y en la imagen de arriba se puede ver un ejemplar azul y cristalino excepcionalmente raro.

Red Beryl

Red Beryl

También conocido como “la esmeralda escarlata” y “bixbite”, el berilio rojo sólo fue descrito por primera vez en el inicio del siglo 20, y a pesar de ser químicamente parecido con la esmeralda y el agua marina, es mucho más rara.

Hasta donde se sabe, sólo es posible encontrar el berilio rojo en algunas regiones de los estados de Utah y Nuevo México, en Estados Uniodos, y su obtención, además de ser extremadamente difícil, es económicamente poco rentable.

Algunas estimaciones indican que — considerando minerales con calidad similar — existen cerca de 8 mil veces más rubíes que berílios rojos en el mundo, por lo tanto, no es de extrañar que su valor ronde los US$ 10 mil por quilate de roca cortada.

Tanzanita

tanzanita

La tanzanita es 1000 veces más raro que el diamante, que muy bien puede ser, teniendo en cuenta que se encuentra casi exclusivamente en el Monte Kilimanjaro y en cantidades limitadas. Como alejandrita, la tanzanita muestra cambios de color que depende tanto de la orientación del cristal y de las condiciones de iluminación. En esta figura se puede ver cómo la tanzanita cambia de color cuando se ve con la luz polarizada verticalmente, con luz no polarizada, y la luz polarizada horizontalmente, de izquierda a derecha. De acuerdo con la división de geología de Caltech, estas variaciones de color son en gran parte debido a la presencia de iones de vanadio.

Fuente de las imágenes: Wikimedia Commons | Mineral Collectors Network